Rate this post

Los reyes y reinas han existido desde tiempo medieval, donde ejercían su mandato a toda una región, muchos sometían a los pobladores a sus caprichos, los obligaban a pagar impuestos y hasta les quitan lo poco que tenían sólo para demostrar que eran superiores.

Contaban con un ejército leal al imperio, dispuesto a defender y conquistar nuevas tierras para que creciera el reino. Si no eras de la realeza tenías que agachar la cabeza frente a los que tenían el mando y el poder.

Si alguien se revelaba ante el mandato real, sufría grandes castigos, desde azotes y viviendo en una celda en los sótanos del castillo o en alguna torre, teniendo como único alimento pan y agua. En otros más severos eras castigado con morir en la horca o decapitado.

Pero no todos eran así, existieron reinados que eran más benévolos y todos vivían en perfecta armonía.

Aunque todo esto parece salido de un cuento, quizás tiene algo de cierto. Lo que sí es cierto es que  El reinado de Fortnite  existe hoy día y al parecer no se detendrá.

 

A la conquista de nuevos seguidores

Desde su estreno en el 2007 Fortnite ha venido en aumento no solo en popularidad sino en seguidores.

Y con el lanzamiento de su novena temporada esa es la intención y todo indica que El reinado de Fortnite seguirá dominando el mundo de los videojuegos por mucho tiempo.

Todo se debe a su gran variedad de  personajes y escenarios, la forma que van integrando cada situación, lo amigable que es para el jugador ya que este comprende con facilidad como es la trama y la forma de llevar la dinámica del juego en poco tiempo.

Otra de sus grandes características es que el jugador puede cambiar y transformar el ambiente de cada partida al gusto de cada particular, esto lo hace más interesante y el usuario se siente que tiene el control del juego.

Con todo esto, Fortnite le permite al jugador avivar su creatividad, la diversidad y su fácil manejo a la hora de jugar, no se compara con ningún otro videojuego.

Su constante evolución y que constantemente los usuarios son sorprendidos con las novedades que trae en cada renovación, son las claves del éxito.

Este videojuego a pesar de todo es muy sencillo a la hora de aprender cada truco, ya que no se necesitan dedicarle horas y horas que  al final terminan agotando al jugador mentalmente. Por este motivo es perfecto para jugadores ocasionales.

A los jugadores más dedicados los envuelven tanto que han hecho de este juego su preferido.